«Historia de un matrimonio»: cuando el amor se quiebra

Avatar Max Czajkowski | 07/12/2019

Reseña de la película que se estrenó en Netflix este viernes.

Un director de teatro (Adam Driver) y su esposa, una actriz (Scarlett Johansson), se ven envueltos en un divorcio, con un hijo de por medio, que los lleva al extremo tanto en lo personal como en lo creativo.

La nueva película de Noah Baumbach no narra en forma cronológica cómo se conocieron y enamoraron, sino que está contada a partir de su disolución. Una narrativa brillante que en su primer acto describe a los protagonistas al estilo Woody Allen en Manhattan: un relato en off de cada individuo desde la perspectiva del otro; lo bueno y lo malo con tono gracioso. Pero eso sólo era un espejismo.

El relato liviano y romántico poco a poco se transforma en escenas crudas donde se exponen las miserias humanas. Una historia que puede retrotraer a la aclamada película «Kramer vs Kramer» (1979). El trabajo de los dos ha sido uno de sus motores y los egos comienzan a chocar. Y lo fundamental es por qué llegaron al punto en que el amor se fracturó, pese a la evidente química y comunión que persiste entre ambos. Punto aparte para las grandes actuaciones de Scarlett y Adam. Un nivel de dramaturgia superlativa. Los dos se plantan fuerte para ser catalogados entre los mejores actores contemporáneos.

El film cuenta con grandes actores de reparto: Laura Dern, Ray Liotta y Alan Alda, brillantes los tres en el rol de abogados de ambos y que le dan más profundidad a la historia. Cada uno con una escena donde se roban la atención, especialmente Dern.

«Historia de un matrimonio» tiene como fin el punto de que hay infinitas razones por las que el amor se quiebra. ¿Se rompe del todo? ¿Cómo se sigue adelante? Esas son preguntas que quedan flotando a través de un guión excelente, en una película adulta y emotiva.



  • Sitio realizado por Despejarte @ JavHa PRO EN 2018