Andrés Calamaro y un show maradoniano

Avatar Max Czajkowski | 14/10/2019

Ph: Qué Digital
A sus 58 años, el músico brilló en Mar del Plata al ritmo de “Cargar la suerte” y baladas eternas.

Faltaba una hora para el inicio del show y el público tranquilo, arrastrando un frío marplatense poco primaveral, comenzó a ocupar sus lugares en el Polideportivo. Pasadas las nueve de la noche, las luces se apagaron y las miradas se clavaron en el escenario. Después de seis años, Andrés Calamaro volvía a presentarse en Mar del Plata.

Para encender la noche, el tema que abrió el recital fue “Alta Suciedad”, del homónimo álbum y pieza fundamental en la historia del rock argentino. Con las gargantas ya entradas en calor, la siguiente canción fue “Verdades afiladas”, perteneciente a su nuevo material “Cargar la suerte” (2018). Y para augurar lo que iba a ser la noche, un repertorio cargado de clásicos, sonaron seguidos “Clonazepan y Circo” , de Honestidad Brutal, y “A los Ojos” , de Los Rodríguez.

Mar del Plata fue la primera ciudad argentina en la que Calamaro se presentó, después de una larga gira por Latinoamérica. Y en ese marco, la lista de temas lució varios de ellos del nuevo disco: Tránsito Lento, Cuarteles de invierno, Diego Armando Canciones, My Mafia y Falso LV.

El show de Andrés estuvo todo el tiempo cargado de imágenes de personas importantes de la historia de nuestro país, como políticos, actrices, cantantes y futbolistas, específicamente la figura de Diego Maradona fue la que más minutos en pantalla acaparó. ¿Se podría decir que fue un recital maradoniano? Sí, porque Andrés hizo lo que quiso: tomó mate entre canción y canción, retó a un seguridad expresando que “la gente estaba tranquila” y brilló, jugó con el teclado de 1979 y cautivó a todos los presentes. Se plantó por casi dos horas y media a demostrar que está más vigente que nunca.

Calamaro es un gran portador de éxitos que uno escucha los primeros acordes y ya sabe qué tema es. En el Polideportivo, El Salmón los bajó algunos tempos para aggiornar su voz y sonaron mejor que nunca. Clásicos reinventados como La Parte de Adelante, Los Chicos, Algún Lugar Encontraré o Loco.

Para darle un broche de oro a la velada, El Salmón desempolvó dos joyas como Milonga del Marinero… y Sin Documentos. Andrés confesó que tiene “mucho Mar del Plata encima”. Prometió volver y se despidió, trayendo recuerdos nostálgicos con Paloma y Flaca. Se podrá decir que el barrilete cósmico voló alto en el cielo marplatense.

 



  • Sitio realizado por Despejarte @ JavHa PRO EN 2018